jueves, octubre 12, 2006

De los diarios de Susan Sontag (III)

Soledad

De lenguaje directo, sus notas adquieren a veces un tono desolado. En una de ellas --escrita el 3 de septiembre de 1962 y en el que hace referencia a su único hijo, David Reiff, entonces de 7 años de edad-- apunta:

"Estoy sentada en el pasto a la orilla del río (en Nueva York). David está jugando pelota (beisbol) con un niño y un hombre puertorriqueño... Sola, sola, sola... Un muñeco de ventrílocuo sin un ventrílocuo... Tengo fatiga mental y me duele el corazón. ¿Dónde esta la paz, el centro?..."

Los apuntes del diario revelan también momentos de ansiedad, frustración o placer de la autora por el teatro, la música, el cine o la escritura. Por ejemplo, el 8 de noviembre de 1965:

"Al mirar dos tercios de la obra (de teatro) 'Private Potato Patch' de Greta Garbo, deseaba ser Garbo (la estudié, la quería asimilar, aprender sus gestos, sentir como sentía ella) y luego, hacia el final, la deseaba, pensaba sexualmente en ella, la quería poseer. Una larga admiración exitosa... cuando se acercaba el final de mi observación sobre ella. ¿Fue la secuencia de mi homosexualidad?."

Sigue:

"Mi placer más grande de los últimos dos años vino de la música pop (los Beatles, Dionne Warwick, los Supremos) + la música de Al Carmines (actor, compositor, director y reverendo)."

Ese mismo día apuntó sobre su propia escritura:

"Un problema: la finura de mis escritos es miserable, línea por línea... muy arquitectónica, discursiva. (Norman) Mailer dice que quiere que sus obras cambien la conciencia de sus tiempos...Yo no quiero eso con las mías, no al menos en términos de algún punto de vista en particular, visión o mensaje que estoy intentando desechar. Yo no.

"Los textos son objetos. Quiero que tengan un efecto en los lectores, pero en un número posible de formas. No existe la forma correcta de experimentar lo que he escrito.

"No estoy 'diciendo algo'. Estoy permitiendo que 'algo' tenga voz (propia), una existencia independiente (una existencia independiente de mí)."

De hecho, en un apunte escrito a las 3 de la mañana del 22 de febrero de 1967, Sontag reconoció que no siempre cree en los ensayos que escribió:

"Estoy terminando la reseña de (La historia de) 'O', que ha resultado un ensayo de 35 paginas. Está bien, no obstante que no creo una palabra de lo que estoy diciendo. Es interesante, posiblemente valiosa, pero no veo de qué manera puede ser verdadera."

9 comentarios:

julia dijo...

Me llevo lo de "decir algo" para mi blog.
Me fascinó.

Gabby dijo...

Usted sabe que puede llevarse lo que quiera de este puente, mi amiga!

Beso, Gabby

julia dijo...

Ya lo puse arriba, y quité por un rato a don Octavio. Gracias.

Vigo dijo...

Me gusta leer estos fragmentos de Sontag... Una gran pérdida la de esta mujer.
Me ha hecho gracia eso de defender un ensayo en el que no crees. Una vez un ensayista me dijo que uno debía ser leal a sus palabras. Sin embargo yo tal vez más dubitativo, me he encontrado muchas veces en la otra situación, un montón de datos nuevos que desmontaban mi tesis, y un montón de hojas escritas.
Generalmente me miento a mi mismo y sigo hacia delante...

Yo! dijo...

Gabby, acabo de leer estos apuntes de su diario, me informas nuevamente cuando sale? o ya salió? mi despiste es enorme.
Muchas gracias y gracias por crear estos puentes.

Gabby dijo...

Holas chicas gracias por engancharse con este post y sobre todo con ls palabras de la Sontag.

Ey Lola, lindo verte por aquí también. Los diarios saldrán en inglés en el 2008 y 2009. Yo creo que la traducción saldrá al toque también.

Besos, Gabby

charruita dijo...

gabby gracias por publicar estos post sobre Sotang y por toda la infor sobre la salida de los diarios...
un abrazo!

Rain dijo...

Susan Sontag, tan descarnadamente ella, sin patetismo, con pathos, sí.

Qué hermosa,
qué plena,
aún, después de su partida, o el "aún" está demás, permanece, sacude, señala, llama, remueve...


grandes salutes querida.

Susana Guzner dijo...

La Sontag... Majestuosa, lúcida sempiterna, dragón y gorrión, mi admiradísima yankee de alma francesa, o argentina, o.
Por ella, gracias a ella, a través de ella, allá por los 70 largos me hice feminista. Unos artículos suyos que publicó la finada revista Ozono (española) me abrieron los ojos y la conciencia, velados por el machismo inherente a todxs lxs habitantes del gran pueblo argentino salud. Leía mi propio pensamiento con los ojos de Susan, aquello que nunca había leído por mí misma. EL hallazgo.
Quiero, necesito, ansío esos diarios.Dos años, largo nos lo fían, Sanchas.